Año Nuevo, ¿Subimos los precios? - La Clinica Consultores
15265
post-template-default,single,single-post,postid-15265,single-format-gallery,bridge-core-3.1.1,qi-blocks-1.2.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-30.0.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-7.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Año Nuevo, ¿Subimos los precios?

El comienzo de un nuevo año trae consigo una decisión crucial en el contexto de la inflación en España: evaluar si es el momento adecuado para ajustar los precios en nuestras clínicas. Esta situación no solo afecta las cifras, sino que impacta directamente en la calidad y el futuro sostenible de nuestro servicio.

El impacto de la inflación
La inflación repercute directamente en los costos operativos, desde el salario de los higienistas dentales y odontólogos hasta el coste de los materiales de alta calidad. No reajustar los precios podría comprometer el nivel de servicio que ofrecemos, algo que debemos evitar a toda costa.

Priorizando la calidad
La calidad es el núcleo de nuestros servicios. Los pacientes nos prefieren no solo por los precios, sino por la excelencia en el cuidado dental que proporcionamos. Recordemos siempre: «Es mejor que te busquen por ser bueno y no por ser barato». Este principio es el que guía nuestra dedicación y compromiso.

Comunicación clara en la transición de precios
Al considerar un ajuste en los precios, es esencial comunicarlo efectivamente. Es vital que los pacientes entiendan que este cambio es necesario para mantener la alta calidad de atención que caracteriza a nuestra clínica.

Invertir en el futuro
Ajustar los precios es una inversión crucial en el futuro de nuestra clínica. Nos permite mantener y mejorar la calidad de nuestro servicio, asegurando que cada profesional tenga los recursos necesarios para ofrecer el mejor cuidado posible.

Conclusión
El inicio de un nuevo año es una oportunidad para fortalecer nuestras clínicas. Aunque ajustar los precios puede ser un paso difícil, es esencial para garantizar que continuemos siendo reconocidos por nuestra calidad, y no solo por nuestros precios competitivos.



×